| QUILMES | POLICIALES


Quisieron secuestrar a una joven en Quilmes

  Una situación horrible y difícil de redactar. Es la que tuvo que atravesar una vecina de Quilmes que denunció un intento de secuestro cuando iba caminando por la intersección de avenida Mitre y Dorrego, en Quilmes Este. Un hombre la persiguió, le apuntó con un arma y la quiso subir a una camioneta blanca.

 La lugareña, en diálogo con Presencia Periodística.com contó que fue “la peor experiencia de su vida” y que “tiene miedo de salir a la calle otra vez”. Pese a haber efectuado la denuncia correspondiente todavía no hay novedades al respecto ni personas detenidas.

  Todo ocurrió cuando Micaela Juárez bajó del colectivo en Mitre y Primera Junta, luego de haber visitado a su papá. Tras caminar varios metros y con la idea de pasar por una tienda de bebés para comprar pañales para su pequeña hija, en el cruce de Mitre con Gell y Obes, notó la extraña presencia de un joven (25 años aproximadamente, pantalón deportivo, gorra y remera de Boca Juniors) caminando hacia ella pero de la mano de en frente.

 De golpe, el sujeto se cruzó de vereda y comenzó a perseguirla. La victima dobló en Dorrego y Mitre, y le mandó un mensaje de auxilio a su pareja con el siguiente texto: "Gordo pantalón azul y negro remera de Boca. Dorrego y Mitre, si no te llamo en 5 minutos llama a tu mamá o a quien sea y deciles donde estaba".

   Pocos metros después, luego de guardar su celular y tras cruzar la esquina de Sarmiento y Dorrego, el joven que a todo esto continuaba con su persecución, la sobrepasó, la tomó del brazo le mostró un arma y le dijo: "no grites y no digas nada o te quedas acá nomás".

  Ante la desesperación, la residente le quiso entregar la cartera, pensado que era un robo a punta de pistola pero de la nada, frenó una camioneta blanca (patente FLP, la joven sólo pudo ver las letras) e intentaron subirla a la misma, arrastrándola. “Te callas o te mató”, expresó el malviviente.

 Fueron tantos los gritos de desesperación por parte de la joven que el conductor del vehículo utilitario le dijo al secuestrador que “la soltara porque había mucha gente”. En ese lapso, frenaron dos autos para observar la situación.

  “No quería ser una chica más que aparece violada, descuartizada o enterrada. Entonces, grité mátame acá no me pienso subir a la camioneta tratando que me suelte los brazos”, contó en una charla con Presencia Periodística.com.

  Una mujer bajó de unos de los vehículos testigos y le prestó ayuda a la joven que para ese momento se encontraba totalmente aturdida por lo que había pasado. Luego, llamaron al 911.

  “Cuando le digo a la Policía como fue todo me preguntaron ¿cómo estaba vestida? Y eso fue lo que hizo que me pusiera peor”, contó Juárez.

  Según informó la denunciante, la Policía señaló que se analizarán las cámaras de seguridad de la zona y del Barrio Privado que está alojado en los alrededores de lo sucedido.

simplex

T111