| PROVINCIA | POLICIALES


Desarticularon fiestas clandestinas en Quilmes y Florencio Varela

El Municipio de Quilmes informó que durante la jornada del sábado por la noche y domingo por la madrugada se lograron desarticular cuatro fiestas clandestinas que se estaban desarrollando en diferentes puntos del distrito.

 La tarea se centralizó en dar cumplimiento a lo estipulado por los DNU de los Gobiernos Nacional y Provincial ya conocidos, y dando cumplimiento a las ordenanzas establecidas que rigen en nuestra ciudad. Los horarios de dichos recorridos fueron de las 22 del sábado 9 de enero hasta las 7 del domingo 10 de enero.

 Para esto fue fundamental la nueva línea telefónica de denuncias abierta por el Municipio de Quilmes: 4350-3000 interno 6065, que está habilitada los viernes, sábados y domingos de 22 a 6. Una de las fiestas clandestinas desarticuladas, en la que se realizó decomiso de equipos de audio, fue en una casa de ubicada en calle Craviotto al 3200, de Quilmes Oeste.

 Otra de las fiestas clandestinas desbaratadas fue en un domicilio ubicado en calle Liniers al 4900, de Bernal Oeste, donde se decomisaron bebidas alcohólicas y equipos de sonido. La misma había sido promocionada vía redes sociales.También se desarticuló otra fiesta clandestina en la calle Pellegrini al 4200, de Quilmes Oeste. En tanto, otra de las denuncias recibidas daba nota de posible fiesta clandestina en calle 331 bis 1400, de Quilmes Oeste. 

   A su vez, se recibió una denuncia por una posible fiesta clandestina en una casa ubicada en Av. República de Francia al 2200, de Ezpeleta Oeste, pero a la llegada al lugar se constató que era una reunión familiar en la que solo había ocho personas. De igual manera, se les solicitó que bajaran el volumen de la música por las quejas recibidas. 

En Florencio Varela

Por otro lado, en Florencio Varela, agentes municipales en coordinación con efectivos policiales desactivaron fiesta clandestina en Ingeniero Allan desarrollada en una vivienda en la que participaban aproximadamente 100 personas.  

 Esta intervención debieron reiterarla en otro sitio ubicado en calle 515, donde el responsable del domicilio no deseó aportar datos y efectuó un encuentro social con 150 personas. En última instancia, también debieron desarmar un evento con similar número de concurrentes en un inmueble de la calle 1244.

T111